Una falla en el Burning Man y otras razones por las que València es #ValènciaWDC2022

FOTO:  Noel Arraiz

La proeza del colectivo Pink Intruder en el desierto americano, la fiebre por Hayón en el extranjero o las múltiples piezas de Inma Bermúdez diseñadas para IKEA, reafirman el nombramiento de Valencia como Capital Mundial del Diseño para 2022 que designa la World Design Organization

ROCÍO NAVARRO

El sello valenciano en el diseño y la vanguardia existe. Si las Fallas, su fiesta más célebre –y centenaria– ha viajado hasta el desierto de Nevada en EE UU para formar parte de la última edición del festival Burning Man, no son pocas las empresas locales de interiorismo que han conquistado el mundo. En los últimos años, se ha tejido un entramado creativo aupado en una generación que exporta una nueva fórmula 'mediterránea' de entender el diseño, pero con el foco siempre puesto en facilitar la vida de quienes lo disfrutan.

Estos y otros motivos que enumeramos a continuación, han llevado a la WDO (World Design Organization) a elegir Valencia como su sede para 2022. Sin olvidarnos de su particular destreza a la hora de adaptar la tradición a lo contemporáneo. “Entendemos que el diseño es una herramienta para cambiar las cosas, porque aquí estamos acostumbrados a lanzarlo a la calle”, apunta Miguel Arraiz, miembro del ya disuelto colectivo artístico Pink Intruder que ha creado la falla expuesta en el festival americano.

Enlace del artículo completo https://elpais.com/elpais/2019/09/19/icon_design/1568890277_657015.html